Dios quiere que conozcamos su voz

Introducción: Creo firmemente que no hay creyente que no haya cometido errores en su vida por no saber escuchar la voz de Dios. Tomamos decisiones equivocadas, hacemos cosas sin el consentimiento de Dios, y caemos en el error y en las manos del diablo por no saber escuchar la voz de Dios cuando nos dice que hagamos algo o no lo hagamos.

1 Satanás hace todo lo posible para que su voz sea escuchada.

A Un día mientras Jesús estaba en la sinagoga, a través de un demonio el diablo quiso infundir temor haciendo que un hombre atormentado gritara . El diablo siempre ha querido que su voz sea escuchada. Pedro dice que “como león rugiente anda buscando a quien devorar”. Si el diablo ha hecho siempre escuchar su voz, cuánto más Dios quiere que su voz sea escuchada.

2 Dios siempre ha hecho que su voz se oiga.

A En el huerto del Edén el primer hombre sabía escuchar a Dios.
B Cuando hablaba a los profetas ellos escuchaban la voz de Dios.
C Jesús dijo que El era el buen pastor y que sus ovejas al oír su voz lo seguían. . Más tarde Jesús le dijo a Pilato que los que “son de la verdad oyen su voz” Juan 18:37.
D Tal vez usted cuando va a orar se encuentra escuchando muchas voces que quieren confundirlo y desanimarlo, quiero hablar sobre: “Cómo conocer y saber oír la voz de Dios”.

Si usted está en pecado o haciendo algo que Dios desaprueba nunca oirá la voz de Dios.

Adán cuando pecó escuchó que Dios caminaba por el huerto y se escondió. Adán se escondió de la voz de Dios por causa de su pecado, muchos creyentes no les gusta que Dios les hable porque están en pecado. Si quiere aprender a escuchar a Dios, aprenda a disfrutar el mensaje que se enseña.

Su quiere aprender a escuchar a Dios debe estar preparado para una limpieza total.

Isaias escuchó la voz de Dios y esa misma voz lo purificó. Pero entienda bien esto: Isaias no pudo escuchar la voz de Dios dándole dirección hasta que esa voz primero lo purificara. No le pida a Dios que lo guíe si no quiere primero estar a cuentas con Dios.

Fue solo después que Isaias escuchó la voz purificadora que él oyó la voz de dirección”

Luego de que Isaias estuvo limpio es que pudo recibir dirección. Dios le preguntó: “¿Quién irá por nosotros? Isaias respondió: “Heme aquí, envíame a mí”. Cuando usted aprende a escuchar a Dios, el entusiasmo por servir a Dios va a nacer de usted.

Las iglesias están llenas de gente desanimada, gente sin compromiso, gente que no quiere rendirse totalmente a Dios, ¿sabe por qué? Porque no han oído su voz y por eso carecen de entusiasmo para servirle.

Isaias volvió a oír la voz de Dios quien le encomendó una tarea.
Esa tarea no era fácil, iba a ser odiado y rechazado.
Escuchar a Dios es muy bueno, pero no es sencillo hacer lo que El manda, cuesta esfuerzo, tiempo, dinero, pero debemos hacerlo.

Walter Salguero Walter Salguero
Volver a Mensajes