La hija resucitada de Jairo

Las afirmaciones de Jesús en cuanto que El era el Mesías hicieron que las esperanzas del pueblo judío se dispararan. Fueron testigos de las sanidades del cuerpo; su poder sobre la misma naturaleza, sobre los demonios, y aún hasta sobre la misma muerte.
Jairo era un oficial a cargo de los servicios de la sinagoga; y estoy segura que hasta compartía la desconfianza de los judíos de aquel tiempo con respecto a quién era Jesús; pero la Biblia enseña que un día un problema puso a Jairo de frente a Jesús.
La hija de doce años estaba a punto de morir. La esperanza de la familia de Jairo estaba en esta pequeña niña. Jairo le ruega a Jesús que vaya a su casa y le imponga las manos; lleva a Jesús a su casa bajo la mirada de la multitud que estaba viendo todo esto.
La Biblia cuenta que mientras iban camino a casa de Jairo Jesús se detuvo e hizo una pregunta: “¿Quién me ha tocado?”. Una mujer desesperada y enferma había tocado simplemente el borde de su vestidura.
“DIOS SIEMPRE LLEGA A TIEMPO”
Supongo que a Jairo le molestó la interrupción de esta mujer que estaba enferma; para Jairo el tiempo era algo tan importante; tiempo que su hija no tenía. Es en ese mismo momento que sus criados llegan a el con una noticia devastadora; su hija había muerto; ya no debía molestar más al Maestro, según sus criados era ya demasiado tarde. En ese momento de desesperanza Jesús le da una palabra de aliento: “No temas cree solamente; y será salva” San Lucas 8:50.
Jesús ayudó a Jairo a volver a centrarse en la fe y la esperanza de volver a ver a su hija con vida. En medio de esta confusión Jesús escogió a Pedro; Jacobo y Juan para que lo acompañaran al interior de la casa de esta familia golpeada por la tragedia.
Cuando Jesús llega; la gente ya estaba allí llorando. Jesús les dice. “No LLoreís, no está muerta sino que duerme” Verso 52. Al oír esto, la gente se burló de Jesús porque ellos eran incrédulos. Jesús dio la orden de que salieran de la casa; y en la tranquila privacidad tomó la mano de la niña y le dijo: “Levántate”. Ella se puso de pie y caminó y el gran Maestro; dador de la vida ordenó que se le diera de comer.
“RECUERDA HACER LAS COSAS CON GENTE DE FE”
Que gran milagro¡¡ Tres de los cuatro evangelios registra este milagro poderoso. Jesús se ocupa de aquellos que están en una situación de desesperanza y caos y quiere brindar una solución y una salida. Mire esta poderosa escritura Bíblica:
Hebreos 4:16
Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.
Acerquémonos con confianza¡¡ quizás pienses que no te dará atención; pero sí, Jesús quiere intervenir en los problemas que haya en tu casa o tu familia, aunque tengas doce años de edad¡¡ Las bendigo.

Graciela Salguero Graciela Salguero
Volver a Mensajes