Enseñanza a los Ministros 1

Enseñanza del Dr Hector Hugo Bonarrico 23-07-2005

Muchos han fracasado en el pasado por dos razones muy importantes:

1 Porque no tuvieron cobertura apostólica
2 Porque cambiaron o dejaron de hacer las obras que los llevaron a tener éxito.

Permaneciendo en las obras que nos llevaron al éxito

Debemos reconocer que el éxito o las bendiciones que hemos alcanzado ha sido que hemos obedecido a las directivas del Espíritu Santo.
Nada se alcanza por casualidad, o por que sí nada más. Para tener éxito hay que hacer cosas, hay que moverse.

Deuteronomio 3:27- 28

“Sube a la cumbre del Pisga y alza tus ojos al oeste, y al norte, y al sur, y al este, y mira con tus propios ojos; porque no pasarás el Jordán.
Y manda a Josué, y anímalo, y fortalécelo, porque él ha de pasar delante de este pueblo, y él los hará heredar la tierra que verás”

1 Dios le dijo a Moisés que él no iba a llegar, y le dijo que le enseñara a Josué cómo llegar.
2 Moisés, al igual que Josué, fueron hombres llamados por Dios, pero no alcanza solamente con ser una persona llamada para poder entrar en la tierra prometida.
3 Muchas veces no dan ganas de instruir, animar, o fortalecer a nadie, porque muchos nos defraudan, nos engañan, nos roban, nos mienten.
4 Recuerde esto: Moisés al igual que Josué fueron hombres llamados por Dios, pero no alcanza solamente con ser llamados. Moisés debía instruirlo para poder entrar en la tierra.

Moisés tenía que hacer tres cosas con Josué:

1 Instruirlo
2 Animarlo
3 Fortalecerlo

El éxito depende de dos cosas:

1 El llamado de Dios
2 La instrucción del líder, o pastor que tenemos
Estas dos cosas hace que tengamos éxito en nuestra vida

Instrucción significa: Caudal de conocimiento adquirido.

El éxito se logra a través de aceptar y poner por obra el conocimiento adquirido.
Dios no le daría el conocimiento a Josué, le dijo a Moisés que se lo diera a Josué.
Es más fácil aprender de un hombre que aprender de Dios.
El conocimiento adquirido tiene que servirnos.
Sin la instrucción Dios dice que no alcanzaremos el éxito o incluso perderemos lo que ya hemos alcanzado.

2 Timoteo 3:10

“Pero tú haz seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia”

Pablo estaba hablando de las luchas, problemas y persecuciones que había enfrentado. Muchos solo cuentan sus victoria – y no esta mal – pero las luchas también hay que recordarlas.
A toda victoria le ha precedido una guerra. Hoy estás en victoria porque ayer libraste una guerra.
Si nosotros no estamos capacitados para decir “Mi” entonces no servimos.
Si la iglesia comprendiera la visión del pastor se acabarían los problemas.
El secreto del éxito está en comprender la visión.
La gente de la iglesia no tendrá éxito, alegría, gozo y paz hasta que no comprenda la visión.

Apocalipsis 2:5

“Recuerda, por tanto, de donde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido”

Debemos reconocer que hay cosas que hemos dejado de hacer.
Nosotros somos reyes y sacerdotes y debemos cuidarnos de cumplir ambas funciones.
“Recuerda” cuando hayamos alcanzado el éxito el riesgo está en olvidarnos y en que la bendición nos dañe. Satanás siempre va a sembrar altivez cuando a usted le salga algo bien. Que la experiencia y la bendición no nos maldiga. Que no nos pase lo que le pasó a Satanás, él era el segundo en el cielo en autoridad.

Cuando dice “Mira de donde haz caído” no está hablando lógicamente de que cayeron de algún lugar físico. Les está diciendo: Mira lo que haz dejado de hacer. Dios revela que la caída de una iglesia comienza cuando deja de hacer las primeras obras.

Josué 4:6-7

“Para que esto sea señal entre vosotros; y cuando vuestros hijos preguntaren a sus padres mañana diciendo: ¿Qué significan estas piedras?
Les responderéis: Que las aguas del Jordán fueron divididas delante del arca del pacto de Jehová; cuando ella pasó el Jordán, las aguas del Jordán se dividieron; y estas piedras servirán de monumento conmemorativo a los hijos de Israel para siempre”.

Que las bendiciones que hoy tienes no te aparten de tu servicio a Dios.
¿Qué quería Dios que el pueblo y sus hijos recordaran para siempre?
Tres cosas:

1 Que la esclavitud, la pobreza, los sueños frustrados es producto de la esclavitud y la falta de liderazgo.
El pueblo entró en esclavitud cuando se olvidó del liderazgo de José en Egipto y vino otro Faraón que no conocía la obra que José había hecho por Egipto. El olvidarse del liderazgo de José le causó a Faraón y a su primogénito la muerte y la destrucción de Egipto.

2 Que la prosperidad, la libertad, el éxito, y el lograr los sueños vienen como producto de que Dios envió a un hombre con una misión específica.
Dios llama a quien a El se le da la gana y quienes somos nosotros para decir que no

3 Que la obediencia y el seguimiento a ese hombre que Dios escogió con este fin específico ungiéndolo para dar instrucciones.
Muchos en la iglesia no triunfan porque están en contra del pastor. Lo besan. Lo abrazan pero no lo obedecen.
El pastor no esta en la iglesia porque no tiene nada que hacer. Esta porque ha sido llamado.
El hecho de que alguien de instrucciones no quiere decir que es más grande que los otros. La unción es la capacidad de Dios sobre nosotros para hacer un trabajo específico.
El éxito no depende de fuerza humana, de sabiduría carnal, de espada o poder humano, sino de la unción para hacer lo que debemos.
Si la iglesia sigue al pastor, y el pastor sigue la unción, tendrán éxito.
Este éxito perdura, permanece cuando mantenemos la relación con el instrumento que Dios escogió para el fin.
Debemos mantener las obras que nos han llevado al éxito.

Nunca las ocupaciones traídas por el éxito deben distraerte ni hacerte abandonar.
Debo seguir las directivas que me llevaron a estar en un nivel más alto que cuando llegué al ministerio.
Cumplir con el propósito que Dios tiene en el lugar que Dios nos llamó.

Juan 5:14

Este hombre estaba en el templo, no estaba en un lugar malo, pero aun dentro de la iglesia debía tener cuidado de no hacer lo incorrecto. La iglesia no era un mal lugar, pero mucha gente esta en la iglesia equivocada.

¿Cuál es el propósito principal? Yo tengo que hacer tres cosas

1 Exodo 5:1 Yo debo de celebrarle fiesta a Dios.
En la reunión yo tengo que orar, cantar, apoyar la reunión que se esta haciendo.
Yo debo de cumplir mi deber de sacerdote, por olvidarse de esto el pueblo de Dios fue echado del sacerdocio. Es un deber el congregarme y el celebrar fiesta.

2 Exodo 5:3 Yo debo de ofrecer sacrificios.
Nosotros debemos ofrendar donde esta nuestra cobertura espiritual.
Tener sumo cuidado con nuestros diezmos, cuidado con lo que le pertenece a Dios. No espere que la destrucción le llegue. La Biblia también es para nosotros.

Deuteronomio 12:6-7

3 Éxodo 22:29 No debemos demorar las primicias de todas las cosas.

Dios nos ha llamado a servirle. Servir significa:
1 Utilidad
2 Ser un instrumento o máquina con el propósito para un fin.
3 Estar al servicio de otro o sujeto a él.
Como la iglesia nos sirve a nosotros corremos el riesgo de olvidarnos que nosotros como líderes y obreros hemos sido llamados a servir a otros.
Aprenda a servir

Hector Bonarrico Hector Bonarrico
Volver a Mensajes